La libertad que disfrutamos

Muchas son las razones para celebrar la llegada del mes de julio. Primero, una fecha que marca la independencia de nuestro país. Un 4 de Julio que todos celebramos de veinte mil maneras diferentes. La otra razón es la entrada final del verano. Calor y días abundantes de luz para ir a la playa.

Entre las veinte mil maneras para celebrar el Día de la Independencia está la reunión de amigos y la familia. Día prácticamente sagrado en el calendario de todos.

Unos prefieren hacer barbeque y probar suerte con la receta que el vecino le enseñó. Otros beben, juegan dominó o disfrutan alguna buena película en casa. Hay quien opta por la música, incluso hacer una pequeña fiesta en casa o una visita inesperada a esa tía que hace un año no ve. Luego, a las 9 de la noche, todos salimos a ver los fuegos artificiales. ¡Esto es imprescindible!

A mí también me gusta celebrarlo así. De una manera u otra. No importa cómo. Lo importante es celebrar la fecha. Tan importante como reconocer que este día encierra todo lo que somos. Todo aquello que hemos heredado y todo lo que hemos logrado.

Reunirnos. Simplemente reunirnos, comer, bailar y hablar. Expresar todo lo que sintamos con esa libertad única que disfrutamos. Es un día de recuerdos y gran orgullo, porque a pesar de nuestros errores seguimos siendo una gran nación.

Van Gogh al descubierto

Un equipo de investigadores de Holanda y Bélgica ha reconstruido con una exactitud sin precedentes una pintura del pintor holandés Vincent van Gogh, oculta tras su obra ‘Parche de hierba’ (1887), mediante el uso de una nueva técnica que emplea rayos X aplicados con un acelerador de partículas, informó la agencia de noticias EFE.

En un comunicado, la Universidad de Tecnología de Delft (Holanda), que ha trabajado en cooperación con la Universidad de Amberes (Bélgica), ha anunciado que sus científicos han conseguido aplicar con éxito por primera vez esta técnica, que les ha permitido obtener una “foto coloreada” del retrato oculto de una mujer.

Los métodos que emplean rayos X para examinar las pinturas, como las radiografías convencionales, hasta ahora sólo llegaban a descubrir ciertas capas y tenían sus limitaciones.

En este caso, los investigadores utilizaron un acelerador de partículas del instituto de investigaciones alemán DESY, con sede en Hamburgo, para aplicar un haz de rayos X sobre el cuadro y medir la fluorescencia de las capas de pintura, que son distintas según el elemento químico que contengan.

De esta manera consiguieron registrar individualmente los átomos de plomo, mercurio y otros componentes de los pigmentos, y se lograron que las capas superiores distorsionasen menos la pintura subyacente.

El método Van Gogh

Se empleó en el cuadro del maestro holandés ‘Parche de hierba’, pintado en París en 1887 y propiedad actualmente del Museo de Kröller-Müller (Holanda).

La Universidad de Delft explicó que Van Gogh solía reutilizar lienzos para volver a pintar sobre ellos obras diferentes. Los expertos consideran que hasta un tercio de sus primeras obras ocultan otras composiciones.