¿Dónde está el saludo?

A veces me pregunto qué piensan los turistas sobre la manera de ser de los miamenses. Sobre todo cuando llegan a un lugar, dan los buenos días y no reciben contesta alguna. ¿Se sentirán seres invisibles? Recuerdo muy bien que cuando era pequeña andaba de la mano de mis padres y escuchaba el intercambio de saludos cuando entraban a un establecimiento o se cruzaban con alguien caminando por la acera. Incluso yo, aún siendo una niña, saludaba. Era una simple

Continue reading »