Las bendiciones son como el zapato debajo de la cama

Si parece una declaración un poco rara… pero a la verdad, ża cuantos nos ocurre?, después de levantarnos de una noche de sueńo profundo o una simple siesta, descubrimos con desagrado y a veces hasta con incomodidad que no podemos terminar de estar listos para realizar otras actividades porque falta un zapato del par…. żAdivinaron? Nuestros pensamientos enseguida nos dicen: “ESTA DEBAJO DE LA CAMA”…

Entonces, en ese mismo instante empiezan algunos esfuerzos inútiles por tratar de alcanzarlo… el primero de ellos es meter la punta del pie debajo de la cama, con el único propósito de lograr “PESCAR” el zapato extraviado, de esta manera pasamos a un segundo procedimiento, el de “RASTREAR” desde una de las esquinas de la cama hasta la otra, creo que el ultimo evento es una obra de la terquedad y flojera, “IR MAS ADENTRO PERO SOLO CON LA PUNTA DEL PIE” a ver si nos ahorramos el esfuerzo de “POSTRARNOS COMPLETAMENTE” y mirar debajo de la cama para descubrir que solo faltaron menos de diez centímetros para lograr alcanzarlo “SOLO CON LA PUNTA DEL PIE”…

Sabemos que las bendiciones están allí, pero no estaremos listos para poder realizar otras actividades en nuestras vidas a menos que a través de la fe, creamos lo que nuestro Seńor Jesús nos ha prometido, entonces empezamos a luchar inútilmente y en vez de “POSTRARNOS COMPLETAMENTE” y creer empezamos a tratar “PESCAR” algunas bendiciones que nos ayuden a sobreponernos por algunos minutos, horas, días y hasta semanas pero que no ameritan mucho compromiso ni entrega hacia nuestro Seńor… empieza la segunda fase…

Ya con un poco más de preocupación empezamos a “RASTREAR” que no es otra cosa que tratar de escuchar y recibir la guía del Seńor pero sin asumir responsabilidades, es como un poco de: “Seńor tu sabes que me tienes que HABLAAARRR” pero muy adentro sentimos que el Seńor dice: “Tu sabes que te tienes que entregar” entonces la situación se pone mas intensa y decidimos “IR MAS ADENTRO PERO SOLO CON LA PUNTA DEL PIE” y muchos de nosotros entramos en una situación de desesperación (nada provechosa)…. no podemos entonces ver una Biblia que no queramos abrir para que por “casualidad” en los primeros versículos donde fijemos nuestra mirada “EL SEŃOR NOS HABLE” (tengo que admitir que a veces funciona)… pero si queremos pasar de esta etapa a un estado mas profundo en Dios lo que debemos hacer es: “POSTRARNOS COMPLETAMENTE” lo que significa que nuestra mente estará centrada en las verdades de Dios y lo más importante ˇNo Dudaremos!…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *